Transición energética en España: principales retos y amenazas admin 27 de diciembre de 2023

Transición Energética:

principales retos y amenazas

 

Como sociedad, estamos a las puertas de un reto descomunal con la descarbonización de todas las actividades económicas para alcanzar el objetivo de limitar el aumento de la temperatura mundial por debajo de 2 grados centígrados con respecto a niveles preindustriales. Se debate y se escribe mucho sobre cómo abordar la transición energética, sin embargo, se puede resumir de forma muy básica en dos aspectos claves: electrificar lo que sea posible y descarbonizar el resto. 

Al revisar los balances energéticos y el desglose de consumo de energía final (como consenso entre las fuentes especializadas como IEA, IDAE, IRENA…), se aprecia cómo la electricidad tan solo representa alrededor de un 25% del total (siendo optimistas), por un 70% del uso de combustibles fósiles. Electrificar todo lo que sea susceptible conllevaría duplicar los niveles actuales hasta conseguir porcentajes del 50% del total de consumo de energía final. La manera de conseguirlo sería fomentar el uso de la electricidad en sectores como el transporte, la industria y los edificios principalmente. 


Este hecho es muy relevante y es que la descarbonización de la generación eléctrica es relativamente asequible, aunque conlleva pensamientos de 2º orden bastante relevantes como la integración de toda la potencia, la rentabilidad de las inversiones, el almacenamiento o la flexibilidad de la demanda. El potencial renovable de la península es más que evidente, con recurso eólico y solar abundantes, tecnologías maduras, innovación y profesionales de primer nivel con experiencia, etc. Esto mismo es lo que se extrae del plan nacional integrado de energía y clima en el que se indican objetivos de 81% de energía renovable para la generación eléctrica en 2030. Adicionalmente, el trasvase de consumos hacia usos eléctricos, implicaría un aumento de la eficiencia en el uso propio de la energía, ya que podríamos obtener los mismos niveles de productividad y confort con menores consumos. 

 

Por tanto, hay un evidente interés social, existe voluntad política para afrontar los cambios, se dan colaboraciones y sinergias empresariales y, muy importante, hay disponibilidad de financiación a través de diversos agentes, sin embargo, no se están dando los avances a la velocidad que la transición necesita. Esto me lleva a reflexionar y hacerme la siguiente pregunta, ¿cuál es el verdadero problema que impide el despegue de la transición energética? 

 

El diagnóstico de Vestel Ingenieros, como participantes del sector y con un criterio sustentado en una trayectoria de casi 20 años de especialización en el sector eléctrico, es que las complicaciones para el despunte de la transición energética en España radican en las redes eléctricas y las dificultades administrativas. 

 

 

En cuanto a las dificultades administrativas, cabe mencionar que el ejecutivo ya ha manifestado un convencimiento de que la excesiva duración de los procedimientos constituye uno de los principales obstáculos que impiden el desarrollo de este tipo de proyectos. Ejemplo de ello es la Directiva UE 2023/2413, Red III, por la cual se desea impulsar la implantación de energías renovables en el territorio mediante la simplificación de los procedimientos y la reducción de plazos. Para poner en contexto, realizar un mismo trámite en ámbito nacional requiere de tratamientos diferentes en función del territorio seleccionado. Existen tantos criterios como comunidades autónomas, 17, y peor aún, como ayuntamientos, en concreto 8.131. Habría que contar con una legislación mejor que no mayor. 

 

A pesar de ser una de las empresas que más legalizaciones de instalaciones de tipo eléctrico realiza en el Servicio Territorial de Industria y Energía de la CV, detectamos que se necesitarían mejorar procedimientos y comunicaciones, y que la administración dispusiera de un mayor nivel de recursos o ayuda externa de tal manera que se traduzca en una reducción efectiva de los plazos con el único objetivo de agilizar los desarrollos e inversiones de los afectados. 

 

Las redes de transporte y distribución eléctricas necesitan especial atención y es que, como elefante en la habitación, nadie parece prestar atención a los nuevos paradigmas de producción, distribución y demanda de electricidad, todos ellos aspectos necesarios para cumplir los objetivos de descarbonización. Aún más grave es descuidar el hecho de que las redes necesitan inversiones en consonancia, hablamos de órdenes similares a los planteados para la generación renovable, y, por tanto, también habrá que revisar el marco de la financiación. 

 

Esto nos lleva a plantearnos la siguiente pregunta y es ¿qué pasaría si Vestel Ingenieros como empresa no existiera en este sector tal y como está configurado? Si bien es verdad que nadie es imprescindible y que la «selección natural» del mercado reconfiguraría el sector para que otras empresas ocupen este lugar, en esa reconfiguración el sector perdería la certeza y convicción que aportamos de cara al rumbo de la transición energética, que es el gran valor que ofrecemos; no nos basta solo estar en el barco hacia la transición energética, estamos ayudando a guiarlo. 

 

A pesar de que aparentemente todas las empresas del sector hacen de todo y hablemos constantemente de EPC’s, llaves en mano y demás, que somos multidisciplinares y que desarrollamos todo tipo de proyectos de ingeniería de detalle de todo tipo de especialidades, la rama técnica del sector eléctrico, refiriéndome explícitamente a la infraestructura y niveles de tensión superiores a 1.000V, requiere en el panorama actual de un expertise y experiencia muy difícil de detectar para agentes ajenos al sector como fondos y desarrolladores, y de conseguir para figuras consolidadas de la industria. 

 

Estar acompañado por una empresa con una trayectoria de 20 años de experiencia en el sector eléctrico, que además cuente con una plantilla de más de 140 ingenieros de diversas especialidades, pero enfocados todos y cada uno en la electricidad, que sepan dar criterio técnico, económico y de plazos a las inversiones a realizar para las conexiones a red de electrointensivos, grandes consumidores, productores de renovables o recargas públicas de vehículo eléctrico, que trabaje día a día con todas las distribuidoras independientemente de la zona y que razone, argumente y replique desde el conocimiento de la normativa y los reglamentos junto a la experiencia, las condiciones de acceso a la red y que además ofrezcan una solución integral partiendo desde la concepción de la solución, pasando por las gestiones y trámites hasta finalizar con la instalación y la obtención de la autorización de puesta en marcha o explotación, ofrece una garantía determinante para la consecución del éxito de cualquier cliente. 

 

Importante mencionar que no hablamos de una reconversión de la actividad en función de las tendencias detectadas por asesores externos y/o consultoras, sino de una empresa que tiene como visión ser la ingeniería eléctrica y energética de referencia a nivel nacional. 

 

Nos dirigimos hacia un modelo de descarbonización acelerado en el que la electrificación de la economía será la pieza fundamental y para ello se necesitan empresas como Vestel Ingenieros, que ofrezcan resultados consistentes a lo largo de toda una trayectoria dedicadas a solucionar y dar agilidad a la resolución del mayor reto de la transición energética, las redes eléctricas. 

 

Sara Díez Peláez, en Valencia a 27/12/2023. 

 
TRULY MULTIPURPOSE
36+ Unique demos